Trazando mapas de sistemas de residuos para diseñar soluciones sostenibles

Caroline Howe
Caroline Howe
Caroline Howe

Caroline Howe*

Mucha gente se pregunta por qué una americana que ha crecido en un pequeño pueblo agrícola pasa tantos años en enormes ciudades en India, en vertederos en Latinoamérica, y en ciudades a lo largo de España, estudiando su basura. Para mí, trabajar en los residuos es realmente emocionante ya que se trata de una cuestión “global local”. Con ello quiero decir que a lo largo del mundo, en cada esquina del planeta, las comunidades están enfrentándose con el reto de la gestión de residuos.

He visitado desde pequeñas islas en Nicaragua inundadas de improviso por residuos plásticos procedentes del creciente turismo, a ciudades y pueblos en India donde, en una generación, se ha cambiado del consumo de alimentos en envases totalmente biodegradables a estar desbordados por los residuos de los embalajes de los mismos.

Aunque los retos son diferentes, los elementos principales en la gestión de residuos son los mismos en Estados Unidos o aquí, en España: consumimos materiales más rápido de lo que tardamos en encontrar una forma sostenible, saludable y económica de deshacernos de ellos.

Instalaciones de almacenamiento de botellas de plástico en Corn Island (Nicaragua)
Instalaciones de almacenamiento de botellas de plástico en Corn Island (Nicaragua)

Mientras que la dimensión de este problema es abrumadora, la posibilidad encontrar soluciones realmente aplicables en las tres líneas básicas de actuación es enorme. En todo el mundo se presentan oportunidades para crear nuevos trabajos y para crear valor a nivel ambiental en sistemas de reciclado creativo y en organizaciones que cambian el cómo y el por qué consumimos materiales reciclables.

Terracycle fue fundada en 2001 por un estudiante universitario de 20 años en Estados Unidos, y ha crecido hasta transformarse en una empresa multinacional que trabaja con más de 100 marcas para desarrollar sistemas de reciclado de embalajes previamente no reciclables, mediante la participación de sus propios consumidores -en escuelas y hogares-. Terracycle está presente en 22 países, diseñando nuevas tecnologías de reciclado y nuevos materiales.

En España, me siento inspirada por las organizaciones que ya están trabajando en este campo, desde empresas como Prieco, que ha creado con éxito un negocio creciente de reciclado de palets, a iniciativas como la Red de Huertos Urbanos en Madrid, donde varios huertos están haciendo compost con restos orgánicos de los residentes en la zona. E incluso teniendo en cuenta las iniciativas que ya están en marcha, veo muchas más oportunidades para que este sector crezca.

Mi investigación en España comenzó con la exploración de los sistemas de gestión de residuos existentes en diversas ciudades, creando mapas de residuos en los que se documenta cómo diferentes tipos de materiales son procesados después de su uso en los hogares.

Compostaje de deshechos de jardín a gran escala en Málaga
Compostaje de deshechos de jardín a gran escala en Málaga

Además de los flujos de residuos controlados y monitorizados por los ayuntamientos y las compañías contratadas para este efecto, mi investigación incluye el sector no formal de gestión de residuos en España.

Por ejemplo, menos de un tercio de los residuos de electrodomésticos generados en España llegan a las fábricas certificadas por la Unión Europea para gestionar este tipo de residuos generados dentro del país.

Para estas empresas, una fuga del 70% de su flujo de residuos podría significar el cierre de sus instalaciones. Por otra parte, esta situación confirma la existencia de un flujo de residuos que se gestiona a través de canales no formales operando a gran escala, sin ser controlados o estudiados.

No existe una solución sencilla a problemas como éste, y la búsqueda de posibles alternativas al modelo actual de gestión de residuos es complicada y requiere la participación de muy diversos actores.

Grupo de mujeres reciclando en la chatarrería KKPKP en Pune (India)
Grupo de mujeres reciclando en la chatarrería KKPKP en Pune (India)

Sin embargo, no es posible encontrar una posible solución sin comprender cuál es la situación actual, dónde se dirigen estos flujos de residuos y cómo son procesados.

Los resultados de estos mapas de residuos, tanto en su parte formal como en la no formal, podrían no solo facilitar procesos colaborativos entre los grupos existentes sino también identificar oportunidades para nuevos negocios que hagan frente a los flujos de residuos.

Más aún, espero que mi investigación pueda servir de guía a las ciudades, escuelas de negocio y empresas de gestión de residuos de mayor tamaño, para apoyar a nuevos emprendedores a crear más puestos de trabajo donde sean más necesarios.

Mi investigación está apenas comenzando, pero espero que pueda jugar un papel en la creación de soluciones verdaderamente sostenibles para la gestión de residuos.

Caroline Howe es investigadora en cadenas de valor y negocios inclusivos en la gestión de residuos, cuenta con una beca Fullbright de investigación en la Universidad Politécnica de Madrid. Anteriormente ha desarrollado sus estudios de investigación en el Departamento de Planificación y Estudios Urbanos del Instituto Tecnológico de Massachussets, entre otros. Ver perfil en Linkedin.

Traducción del inglés por Ana Zapatero